¿Que es el Mindfulness?

La práctica del mindfulness llega a Occidente en la década de los 70 de la mano de un joven médico de nombre Jon Kabat-Zinn, un especialista en biología molecular. La curiosidad le llevó a investigar la meditación que practicaban los monjes budistas y notando los resultados tan beneficiosos que causaron en él, adaptó esta meditación al estilo de vida de Occidente y la bautizó con el nombre de mindfulness.

¿Que es el mindfulness y en que me puede ayudar?

El mindfulness se considera una práctica de meditación, una técnica de relajación y una actitud más distendida ante la vida. Es una herramienta que puedes usar en cualquier situación y en cualquier momento del día.

El principal objetivo de esta técnica es tratar que las situaciones habituales no te afecten, que tus emociones no te dominen, que puedas tomar las mejores decisiones en cada momento y que tu mente deje de fabricar pensamientos que no te permitan alcanzar la tranquilidad que requieres.

Es una práctica nacida en Oriente que se ha adecuado a nuestro estilo de vida y que te ofrece tratar tus emociones, hace que descubras cuáles son tus pensamientos más recurrentes para que puedas cambiarlos y así recuperes tu bienestar general.

Aumenta la actividad de tu sistema inmunitario.

Desarrolla tu sensación de bienestar general.

Tus pensamientos positivos van en acrecimiento.

Calma y alivia tu estrés.

Reduce el riesgo de potenciales dolencias cardiovasculares.

Aumenta tu poder de atención.

EJERCICIO 1 DE MINDFULNESS

Este es un ejercicio fácil para que comiences en esta práctica y que además tiene la comodidad de que  puedes hacerlo en el lugar que quieras, no es necesario que estés en tu casa. Consiste en que enfoques toda tu atención en tu respiración durante dos minutos.

Respira por la nariz y lleva ese aire a tu vientre, mantelo ahí por unos segundos y exhala el aire por la nariz. concéntrate en el sonido y el ritmo de tu respiración. Prepárate para que la mente deambule (porque seguro que lo hará) y si esto ocurre, vuelve a prestar atención en tu respiración cada vez que tu mente se distraiga.

Para comenzar puedes practicar dos minutos por la mañana y otros dos minutos por la noche. Antes de irte a la cama es un buen momento para practicar este ejercicio.

EJERCICIO 2 DE MINDFULNESS

Se le conoce como “observación consciente”. Elige un objeto. Cualquier objeto cotidiano: una taza de café, un bolígrafo, una fruta… Ahora toda tu atención se centra en este objeto. Solo obsérvalo detenidamente. Se consciente de lo que estás observando.

Mira su forma, su color, su tamaño, su textura y podrás evidenciar cómo tu mente se libera de pensamientos y se centra en el momento presente. Es algo sutil pero enérgico que en poco tiempo comienza a dar sus frutos.

Como te habrás dado cuenta son ejercicios sencillos que puedes practicar en tu casa, camino a tu trabajo o incluso cuando vas de compra. Solo requiere ser constante y familiarizarte con esta técnica.  Además no requiere de ningún equipo específico para realizarlos.

Ahora que ya conoces más el mindfulness y para qué sirve dependerá de ti si quieres probar esta técnica llegada de Oriente y que ha conseguido encontrar tantos seguidores por sus benéficos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *