Flores de Bach para la Ansiedad

¿Sabía que el miedo, la tristeza o la inseguridad se pueden tratar? Existe una flor para cada emoción. Las flores de Bach conforman una de las terapias más utilizadas en el mundo y uno de los diez tratamientos naturales más recurridos por los afectados.

El Dr. Edward Bach fue un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales entre 1926 y 1938, en Gran Bretaña, de donde él era oriundo, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos complicaciones emocionales. A estas 38 flores se les denominan Flores de Bach.

Flores de Bach

Estos tratamientos con flores de Bach se concentran en tratar los estados emocionales en la persona en vez de eliminar por momentos estos síntomas, y es por esto que resultan tan efectivas en los tratamientos de ansiedad y stress y otras diversas dolencias. Además lo bueno de esta terapia es que no demuestran efectos secundarios, como otros tratamientos farmacológicos, por lo tanto es apta para cualquier edad y situación.

Tener un poco de ansiedad es una reacción natural de nuestro cuerpo a situaciones que le incitan estrés, pero se puede convertir en una complicación cuando nuestra mente responde a amenazas imaginarias que impiden que vivamos nuestra vida plenamente. Además, al paso del tiempo, estos síntomas tienden a intensificarse y extenderse hacia otras situaciones, por lo que es sumamente recomendable empezar a tratar esta ansiedad en cuanto aparecen los primeros indicios y no se conviertan en un trastorno de ansiedad más grave.

Al empezar un tratamiento con flores de Bach es bueno elegir bien las esencias que nos hacen falta para nuestro caso específico, ya que cada persona es distinta y la misma esencia puede no ser la conveniente para todos.

Algunos tipos de Ansiedad y sus flores

A continuación te ofrecemos una lista con los tipos de ansiedad que se presentan con más frecuencia en nuestra sociedad. Hay ciertas esencias florales que están más relacionadas con los síntomas asociados a cada uno, pero siempre es recomendable repasar el listado de las 38 flores antes de empezar un tratamiento.

Ataques o crisis de pánico: Son periodos repentinos de miedo extremo, acompañados de síntomas como: sudoración, palpitaciones, ahogamiento, etc. Estos ataques a menudo vienen acompañados de miedo a perder el conocimiento o a  morir y las personas que lo han sufrido temen volver a experimentar algo similar.


Para tratar los ataques de pánico in situ el remedio número uno es el Rescue Remedy, pero si lo que quieres es empezar un tratamiento, es más efectivo crear una mezcla personalizada. Algunas flores a tomar en cuenta para esta mezcla podrían ser: Rock Rose para el pánico, Aspen para los miedos desconocidos o White Chestnut para los pensamientos obsesivos.

Fobias: Es un miedo irracional y/o desmesurado a determinadas situaciones o cosas como pueden ser. Por lo general las fobias son aprendidas y se fortalecen y agudizan con el tiempo. Algunas de las más comunes son la fobia social y la agorafobia.

La esencia de Mimulus puede ser la clave para tratar las fobias si el origen del miedo es conocido, si va acompañado de pánico, también se podría tener en cuenta la esencia de Rock Rose. En el caso de las fobias sociales por falta de autoestima, Larch es una buena opción.

Preocupación crónica: Es la angustia desproporcionada y constante por algo: la familia, la salud, el dinero, etc. Pueden tener problemas para conciliar el sueño y falta de concentración.

White Chestnut es la esencia a tener en cuenta para tratar los pensamientos obsesivos, y si la preocupación excesiva es por los demás, Red Chestnut puede ayudar.

Trastorno de estrés postraumático: Son emociones descontroladas que tiene su origen en la vivencia de una experiencia terrible. A veces las víctimas de estos traumas vuelven a revivir constantemente lo que sucedió, también pueden tener explosiones de ira, pesadillas y depresión.

Algunas flores para la ansiedad

Te damos una lista que incluye las flores de Bach relacionadas con algunos aspectos asociados con la ansiedad.

Rescue Remedy – Esta esencia es  una mezcla de flores creada por el Dr.Bach que se utiliza de manera puntual para los ataques de pánico y el estrés agudo. También se puede tomar antes de situaciones que nos provoquen ansiedad, como pueden ser las visitas al médico, dentista, exámenes, etc. Para más información de esta mezcla puedes entrar a nuestra sección Rescue Remedy.

Agrimony – temor a mostrar los sentimientos.  Las personas que sufren de estrés y ansiedad, pero tienen que mostrar una cara sonriente y despreocupada al mundo.

Aspen – Miedo a cosas desconocidas. Para las personas que tienen miedo, pero no saben por qué; también está asociado al miedo anticipatorio de que algo malo va a ocurrir.

Centaury – Miedo a decir que no. Para las personas que tienen miedo a defenderse a sí mismos, por lo que acaban a las órdenes de otras personas.

Cerato – Miedo a tomar decisiones erróneas. Para las personas que dudan de sí mismas y tienen miedo de tomar las decisiones equivocadas, así como de ser juzgado por ello.

Cherry Plum – Miedo a no tener el control. Para las personas que están continuamente al límite, temiendo dejar de ser ellos mismos, de explotar y hacer daño a alguien o volverse locos.

Crab Apple – Miedo a la suciedad. Para las personas que tienen miedo a los gérmenes y al contagio. También está asociado a las personas que se odian a sí mismos y a su físico, porque creen tener un defecto

Impatiens – Impaciencia. Para las personas apuradas que se irritan cuando las cosas no van a su ritmo.

Larch – Falta de autoestima. Para personas inseguras que dudan de sus propias habilidades, por lo que siempre se anticipan a terminar en fracaso.

Mimulus – Miedos conocidos. Para las personas que tienen miedo a cosas puntuales como, eventos o situaciones: miedo a volar, a sufrir un ataque de pánico, a las arañas, etc. También está asociado a personas tímidas y retraídas que evitan llamar la atención.

Red Chestnut – Exceso de preocupación por los demás. Para personas sobreprotectoras que se preocupan excesivamente por la salud y el bienestar de sus seres queridos.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *