5 Señales para diferenciar un infarto de un ataque de ansiedad.

Un infarto y un ataque de ansiedad pueden compartir algunos síntomas, como el dolor en el pecho. Sin embargo, hay características que distinguen cada caso y que te conviene conocer.

Las personas que han sufrido una ataque de ansiedad a menudo comentan que después que pensaban que estaban sufriendo un infarto e, incluso, que iban a morir. Y es que ambas patologías pueden compartir una serie de síntomas similares que pueden llegar a confundirse, como dolor u opresión en el pecho.

Evidentemente en ambos casos se debe consultar a un médico, que realizará las pruebas oportunas para realizar un diagnóstico.

1. CÓMO ES EL DOLOR EN EL PECHO

Es importante resaltar que ni todos los pacientes con infarto presentan síntomas característicos, ni todos los pacientes que presentan síntomas característicos de infarto lo padecen.

Dicho esto, según cómo sea el dolor de pecho que siente la persona puede orientar al médico a la posibilidad de que se trate de un infarto o no, y en caso de que no lo sea, un ataque de ansiedad puede tener un papel causal.

El dolor torácico por infarto suele ser diferente a cualquier otro que se haya sentido antes

•      Infarto: se suele caracterizar por una sensación de opresión, pesadez o malestar muy intenso. Los pacientes a menudo lo definen «Como si tuviera un peso en el pecho» o también como Un dolor que nunca antes había tenido.

•      Ataque de ansiedad: en este caso, se trata más bien de un dolor tipo pinchazo.

2. DÓNDE ESTÁ LOCALIZADO

•      Infarto: tiene una localización difusa por detrás del esternón, con irradiación del dolor al hombro y brazo izquierdos, a la zona anterior del cuello o a la mandíbula.

•      Ataque de ansiedad: acostumbra a localizarse en un punto concreto, normalmente se puede señalar con un solo dedo, habitualmente a nivel infra mamario.

3. CUÁNTO DURA EL DOLOR

Aunque no es una ciencia exacta y puede variar en cada caso, la duración del dolor es otra característica a tener en cuenta:

•  Infarto: dura varios minutos, pudiendo ser persistente. Y mantenerse o bien aumentar la intensidad, El dolor por ansiedad se localiza en un punto concreto y puede durar desde segundos a días

•  Ataque de ansiedad: puede ser muy prolongado o también muy corto, desde durar días completos hasta menos de 5 segundos.

4. CAMBIA O NO SEGÚN LA POSTURA

•    Infarto: en este caso, ningún movimiento consigue aliviar el dolor.

•    Ataque de ansiedad: varía con la respiración, la deglución o los movimientos. Y se reproduce con la palpación.

 QUÉ OTROS SÍNTOMAS EXISTEN.

El dolor torácico puede ir acompañado de otros síntomas, que varían según el caso:

•   Infarto: sudoración intensa, náuseas, dolor en la boca del estómago, sensación de ardor en el pecho, falta de aire o pérdida de conocimiento.

•   Ataque de ansiedad: temblores y hormigueo en los dedos de las manos son algunos de los síntomas más frecuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *